SOBRE NOSOTROS

Bancal es el segundo restaurante de un proyecto que comenzó en 2014 con un objetivo: acercar la alimentación ecológica al centro de Madrid. Ese primer paso lo dimos con El huerto de Lucas, un espacio ecogastrocultural de más de 450 metros cuadrados libres de tóxicos que albergan un mercado y una cantina.

El huerto de Lucas nació para visibilizar la importancia de cuidar lo que comemos para tener una vida plena y cuidar nuestro entorno. Por eso servimos productos saludables, 100% ecológicos, que proporcionan el máximo sabor y los máximos valores nutricionales.

Nuestras materias primas son producidas con un uso racional de los recursos naturales (aguas, suelos, biodiversidad o aire), sin productos químicos ni contaminantes. Apostamos por productos frescos y ecológicos que garantizan una alimentación sana y respetuosa con el medioambiente.

Este tipo de producción favorece la economía local contando con productores cercanos a nuestro proyecto. Sus cosechas y productos están certificados por los Comités de Agricultura Ecológica de cada comunidad autónoma.

El impulso para crear Bancal es el mismo, es un paso más para concienciar sobre la importancia de hacer pequeños cambios en nuestro día a día.

Promovemos un estilo de vida saludable a través de una experiencia ecogastronómica muy especial. Creamos espacios donde, además de promover la salud, queremos contribuir a crear un mundo más consciente y responsable. Somos un proyecto que genera espacios de encuentro para todos aquellos interesados en una nueva cultura medioambiental.

huerto-valores-002

¿Qué es un producto ecológico?

Los alimentos ecológicos son aquellos producidos sin:

  • Químicos
  • Antibióticos
  • Hormonas
  • Conservantes
  • Colorantes
  • Cualquier clase de aditivos artificiales

Las frutas y verduras de origen ecológico no siempre tienen buena pinta, pero están llenas de sabor, y nutricionalmente ofrecen un mayor contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Pero no solo los alimentos de origen vegetal pueden contar con una certificación ecológica, también los de origen animal. Estos deben obtenerse mediante el cumplimiento de los puntos anteriores y brindando a los animales las condiciones de vida que les permitan desarrollar sus funciones básicas de la forma más natural posible.

¿Por qué consumirlos?

  • Para comer más sano, con más sabor y con más nutrientes y vitaminas.
  • Para rechazar el uso de químicos, hormonas, aditivos artificiales y productos genéticamente modificados.
  • Para ayudar al medio ambiente apoyando prácticas de producción respetuosas.
  • Para apoyar a productores ecológicos, por ende, a prácticas productivas seguras para el medio ambiente.
  • Para que los animales sean tratados humanamente y alimentados de manera natural, sin medicamentos.
  • Para que se limite la erosión del suelo y la contaminación del agua, reduciendo significativamente el impacto en la vida natural.
  • Para gastar menos energía que la producción convencional de alimentos.
  • La producción ecológica mantiene y anima la diversidad de cultivos.